sábado, 29 de junio de 2013

Boccadirosa: Excelente mood, comida equis

Nombre: Boccadirosa
Ciudad: Guadalajara

Para todos aquellos amantes de lo "alternativo" (por decirlo de alguna manera), que prefieren explorar lugarejos de la zona culturosa de Guadalajara en vez de irse a los típicos lugares de moda en Providencia o Chapalita, el Boccadirosa les gustará.

https://www.facebook.com/pages/boccadirosa/259472740754736?fref=ts

Boccadirosa es un restaurant italiano cuyo propietario es un chavo ídem (que por cierto está guapazo y si van en un día que no esté lleno y tienen la suerte de que las atienda, me darán la razón... es un verdadero taco de ojo jajajaja). Este lugar es de los pocos donde la carta está escrita en verdadero italiano, es decir, no contiene las típicas aberraciones como "paninis", "fetuccini", "bruschetas" y esas cosas. La decoración es acogedora y original, así de esa onda que ponen adornos vintage como una tele del año del caldo, una lámpara o un sillón viejito, ondas así. Sin ser pretencioso, ofrece una vibra relajada y muy italiana, ya que siempre hay música italiana y de hecho al parecer es el lugar de reunión de varia chaviza italiana.

Es un lugar agradable para pasar un rato, los miércoles puedes disfrutar del 2x1 en sangría, los jueves la barra de aperitivos es gratis en la compra de una copa de vino (los aperitivos no son nada del otro mundo pero están buenos), y a veces proyectan en la pared películas italianas (previo aviso en su página de facebook). Los viernes hay música en vivo y está padre, solamente que sí se llena bastante y les puede tocar esperar por una mesa. Yo como soy enemiga de hacer filas y estar en lugares saturados, ya que generalmente eso baja el nivel de los alimentos y el servicio, prefiero ir entre semana.

Hablando de la comida, confieso que no me parece memorable. Le bruschette son bastante ricas, pero en cuanto a platos fuertes, estas son mis impresiones:

La lasagne me pareció buena a secas. La pasta estaba demasiado cocida y no encontré que los sabores de los ingredientes de rigor en la salsa ragù estuvieran bien definidos. Además, me dio la impresión de que no era recién hecha, como esos restaurantes donde hacen con anticipación los platillos grandes tipo lasagne y cada que alguien pide una porción le dan una calentadita a cada plato en el micro.

Mi marido comió ravioli verdes, cremosos, y de sazón estaban bien pero llegaron a la mesa apenas calientes tirándole a tibios y cuando no llevaba ni la mitad ya estaban fríos.

Probamos dos variantes de linguine que venían en el menú: uno con salsa clásica pomodoro y otro con camarones y espárragos en salsa cremosa. De entrada nos indicaron que la pasta con espárragos esa noche no contenía espárragos. Ok, eso nos pasa por ir en viernes, pero de cualquier forma es inaceptable. Si un plato se encuentra concebido con equis ingredientes clave, NO debes servirlo si no tienes disponibles todos esos ingredientes. Y además de eso, lo ofrecen y te cobran lo mismo sin importar que no incluye el ingrediente más caro.

No obstante que ambos platillos se anunciaban como linguine, claramente eran pastas distintas. No soy ninguna experta en pastas pero estoy casi segura de que mi platillo era fettuccine y la salsa pomodoro sabía como a las salsas gringas que ya vienen listas en frascos.

Como puntos favorables, los precios son bastante accesibles, los platos están muy bien servidos y tienen en la carta de vinos un bardolino suavecito afrutado muy rico, así como los que nos gustan a las niñas.

En conclusión, pienso que el Boccadirosa es un lugar súper agradable para ir a tomar unas copitas de vino o unos drinks y escuchar musiquita italiana mientras se come algún aperitivo (pidan las bruschette mixtas), pero traten de no ir con demasiada hambre y si lo hacen, no guarden demasiadas expectativas en cuanto a los platos fuertes.

2 comentarios:

  1. Jajaja que chido que abriste blog de comida! Voy a ser muy fan. Estoy en esa etapa donde dejas al pedo en segudo plano y te enfocas más en descubrir lugares nuevos donde tragar rico.

    ResponderEliminar
  2. jiji sí, he encontrado que ahora si hiciera un diario, siempre hablaría de comida, por eso decidí abrir este blog. Seguro tendré los mismos 5 o 6 fieles lectores pero lo importante es tener dónde desahogar mis pensamientos culinarios jaja

    ResponderEliminar