miércoles, 26 de junio de 2013

Camden Town Burgers: Stick to the burgers.

Nombre: Camden Town Burgers
Ciudad: Guadalajara

Actualmente hay muchos lugares que ofrecen hamburguesas gourmet, cosa que por muchos años hizo falta en esta ciudad. Cuando yo era niña, ir por una hamburguesa era sinónimo de ir por comida chatarra, en los buenos restaurantes la hamburguesa estaba por allá arrumbada en el menú de niños, y lo más decente que uno podía encontrar era la típica hamburguesería del barrio donde asaban la carne al carbón, como era el caso de Bufalo, El Caballero o La Squina. Estos últimos tres que mencioné son muy buenos, pero es casi como ir a los tacos. Es casi comida callejera.

Las hamburgueserías gourmet vinieron a darle ese upscale tan necesario, vamos, vinieron a dignificar de cierta forma a las hamburguesas (jijijiji). Lugares donde se combinan elementos "finos" con lo básico y rico de la hamburguesa para hacerla una combinación de sabores tan sofisticados como uno quiera y sobre todo dar rienda suelta a la creatividad de quienes las conceptualizan.

El primer lugar del que yo me enteré que introdujo este concepto fue el Gaspar. Recuerdo que escuché a dos conocidas hablar de un lugar donde vendían "hamburguesas pero chiquitas, con carne de mejor calidad e ingredientes raros como menta". Tuvo tanto éxito que no tardaron en poner otros lugares similares como el Pig's Pearls, el Popeye (una verdadera lástima que por el asesinato del dueño en el lugar lo tuvieron que cerrar, pues era muy muy rico), y por supuesto, el Camden. Aclaro que no tengo certeza de las fechas en las que abrieron los lugares mencionados, pero yo en ese orden me enteré de su existencia.

De las hamburgueserías gourmet que conozco, sin duda mi favorita es Camden. He probado la hamburguesa normalita, la caprese y otra que es con portobello, y las tres están riquísimas. La carne al término medio, deliciosa, por supuesto son hamburguesas que se comen sin catsup, sin mayonesa y sin mostaza para poder apreciar todos sus ingredientes. Tienen una muy buena selección de cervezas internacionales y algunas artesanales.
La atención es buena, rápida y el lugar es chiquito pero nunca me ha tocado aperrado y eso es un plus (me choca ir a Gaspar, tener que esperar para que me den una mesa y acabar sentada en un lugar apretado chocando hombro con hombro con el wey de al lado).

Lo único no tan positivo que puedo decir de Camden es que de las entradas que están en la carta, he pedido los espárragos y el atún tártaro y no han estado tan ricos. Los espárragos me tocó que me los sirvieran muuuuuy aceitosos, sobre cocidos y un poco fríos. Y el atún estaba rico de sabor pero no era tártaro, estaba demasiado cocido. Supongo que llevaba mucho rato preparado.

Pero en fin, bien dicen que cuando vayas a un restaurant debes apegarte a lo que es su especialidad, y por eso yo les recomiendo que vayan, y cuando vayan, apéguense a las hamburguesas porque estos cuates sí que las saben hacer deliciosas.

3 comentarios:

  1. Gali, Popeye es al que fuimos no?, de lo que se viene uno enterando en el blog culinario jijijijij. Me encanta leerte! Besos cariña :)

    ResponderEliminar
  2. Es ese mero cariña!!! Según sé fue horrible, lo mataron ahí mismo comiendo en una de las mesas del restaurant. Era un güero guapetón que se acercó a preguntar si te había gustado tu fish&chips jiji

    ResponderEliminar
  3. Oooohhh lo recuerdo!, que mal plan, digo además de el hecho en sí, como que qué loco que estés ahí comiendo y te toque quemarte el ajuste de cuentas o yo no sé qué :s

    ResponderEliminar